No se me olvida.

Yo sí tomo vacaciones. Mañana. Soy afortunado, y mucho… Lo sé. No se me olvida.

Porque no olvido que, en España, se encuentran en paro 5.622.900 personas (24,47%, nota de prensa INE), 840.600 jóvenes menores de 25 años (53,12%) y que 3.494.000 personas lo están desde hace más de un año. No olvido, tampoco, que en 740.500 hogares no entra ningún tipo de ingreso y que el último trimestre han aumentado un 2% los hogares en los que ningún miembro recibe salario, prestación o ayuda alguna.

Conozco bien estas situaciones. No las puedo olvidar porque las tengo muy cerca: en mi familia, en mis amigos,… “Nadie se las merece tanto (las vacaciones) como ellos, porque ningún trabajador está tan cansado. Madrugar en vano durante semanas, meses, años, o levantarse a las once de la mañana con el regusto amargo de la indolencia forzosa, la conciencia de por qué ya nunca suena el despertador, resulta más agotador que cualquier empleo” (Almudena Grandes, El País).

Soy muy afortunado. Lo sé. No se me olvida.

Esta entrada fue publicada en Experiencias, Reflexiones. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a No se me olvida.

  1. Edu dijo:

    Una reflexión muy acertada. Que este tiempo de vacaciones no se convierta en un tiempo de olvido, sino de reflexión y agradecimiento. Porque somos verdaderos afortunados, no dejemos de tener nuestra mano en el hombro del necesitado.

    Un saludo y felices días de merecido descanso.

Deja un comentario